Narizones y Mazmorras

Entre unas cosas y otras, el mes de diciembre ha casi terminado sin que yo ponga nuevos artículos en Narizones, menuda vergüenza…

Primero, un poco de puesta al día. Mi pedido a Shapeways fue rechazado, una vez más, a causa del problema de paredes finas. En este caso la culpa fue de la capa del Supergómez, así que tuve que rehacerla y enviar de nuevo el pedido. Por el momento, parece que esta vez es la buena.

Pero volvamos al título de la entrada, Narizones y Mazmorras. La semana pasada, aprovechando las vacaciones, me puse a hacer un pequeño proyecto con mi hija : un tablero de juego modulable para mis narizones.

Para ello decidí tirar de poliestireno, pero no el expandido (el de los embalajes), sino el extrusionado (más denso, utilizado como aislante térmico). Se puede comprar en grandes placas de 1m x 1,5m en cualquier tienda de bricolaje, por unos 5€, y con una sola placa se pueden hacer piezas suficientes para un complejo de mazmorras bastante grande.

Proyecto Narizones y Mazmorras

La herramienta clave para el proyecto es una cortadora de hilo caliente, básicamente un hilo de nicromo que se calienta con la corriente eléctrica, cortando el poliestireno como si fuera mantequilla. Otro accesorio útil es un pirograbador, que permite hacer las casillas y añadir detalles esculpiéndolos directamente en el poliestireno.

Proyecto Narizones y Mazmorras

Las dos herramientas las compré hace unos años, para otros menesteres, pero se puede obtener herramientas equivalentes de forma muy económica : un soldador de electrónica remplaza bien al pirograbador, y la cortadora se puede remplazar fácilmente por un alambre de nicrom conectado a un transformador y sostenido por un armazón de madera.

Proyecto Narizones y Mazmorras

Lo primero fue decidir unas cuantas formas de base : habitaciones de 4×4, corredores de 3×2, cruces en T, L y X, y piezas de relleno de 1×2, todo sobre casillas de 2,5 cm. Armado con el hilo caliente, corté los bloques. Luego tracé las casillas con lápiz y las grabé con el pirograbador, intentando dar a todo un aspecto rugoso, para simular un viejo dungeon de piedra.

Proyecto Narizones y Mazmorras

La etapa siguiente es pintar todas esas piezas. A priorin voy a echar mano de témpera gris, y luego un poco de dipping para luces y sombras.

Espero poner otra entrada esta semana, con los dos narizones jedis que estoy pintando, hechos a mano esta vez ;)



%d bloggers like this: